Para componernos y recomponernos

Aprender a mimarnos los sentires en estos tiempos de ritmos cambiantes. Para eso estoy. Para mi y para quien desee estar, caminando, compartiendo, disfrutando de éste crecer desde el sonido. Aquí van mis propuestas al servicio:

Naad Yoga Teacher Training – Raj Academy Conservatoire – de la mano de Yogi del Sonido, el Profesor Surinder Singh, ofrece una formación de 3 años para que descubramos en profundidad el poder del sonido desde una perspectiva yógica. Inicio de curso el 19 de septiembre .

Gavie – Un curso de 36 horas (un encuentro al mes de septiembre a mayo) para aproximarnos a la configuración musicologica del mantra. Tono, melodía, ritmo y estados de ánimo para componer y recomponernos.

Respira. Naad Yoga semanal on line – Semana a semana iremos creando nuestro espacio de conexión con nosotros mismo des de la cotidianidad de nuestras casas para darle lugar al cuidado, al sostén, sosegando el estrés en lo cotidiano.

Sunie. Este año daremos un gran salto !! Los primeros estudiantes que confiaron en mi para adentrarse en su mundo interior des del sonido – Kimaya, Laura y Francesc- van a liderar estos conciertos para la ampliación de la visión interna. Pronto compartiremos el programa.

Mentides a mida

” Fes-me un vestit. Sí, a mida, d’un color que em  ressalti els ulls. Que m’ajudi a fer-me esvelta i que tapi les imperfeccions que em sé i que no vull compartir. Posa-m’hi un brodat, que brilli tant que jo mateixa oblidi el lloc dels dubtes i de les zones fosques i que asseguri que qui miri pugui només quedar embadalit ” 

Mentides fetes a mida.

Però la veritat no s’inventa.

 I la veritat és aquest cos que tapo amb parracs desesperadament. Enormes llençols  cobrint  la bellesa d’una realitat que no he après a mirar. I és així com vaig vivint en un paisatge d’evidències revestides. Veritats fetes trastos que tapades i tot destorben.  Perquè hi topo. Perquè em faig  blaus a les cames i al ser. Sense valor per descobrir-les, precioses joies que condemno a ser andròmines sota el brodadíssim vel de les meves pròpies mentides.